T. 935 308 891 Barcelona exelade@exelade.com

Permisos de residencia en Andorra

En Andorra hay dos tipos de residencia dependiendo de la actividad que se va a llevar a cabo:

Residencia pasiva – sin actividad lucrativa o residencia fiscal

Estas autorizaciones son para aquellas personas no nativas del país que establecen su residencia principal en el Principat d’Andorra, durante al menos 90 días al año.
Las personas que opten por este tipo de residencia no pueden tener ninguna actividad laboral o profesional.

Requisitos:

  • La residencia en Andorra ha de ser efectiva como mínimo 90 días al año
  • Se ha de realizar una inversión de al menos 400.000 euros en activos o depósitos en el INAF (Institut Nacional Andorrà de Finances)
  • El titular de la residencia tendrá que depositar 50.000 euros y por cada persona que tenga a cargo y adquiera la condición de residente, 10.000 euros
  • Certificado civil y pasaporte.
  • No poseer antecedentes penales.
  • Originales de contratos de compra o alquiler de una propiedad en Andorra.
  • Pasar revisión médica hecha por el dep.médico de Inmigración de Andorra.
  • Justificantes de seguros de invalidez, jubilación y enfermedad.
  • Demostrar que cuentas con ingresos que vayan más allá del 300% del salario mínimo del estado más un importe adicional por cada miembro a cargo.

Residencia no lucrativa de profesionales con proyección internacional y residencia por razones de interés científico, cultural y deportivo

Los dos tipos de residencia pasiva están destinados a profesionales no andorranos que establezcan su residencia en el país un mínimo de 90 días al año y lleven a cabo una actividad profesional de proyección internacional (primer tipo) o destaquen en el mundo científico, cultural o deportivo (el segundo).

Requisitos adicionales:

  • Como mínimo, el 85% de los servicios prestados han de ser utilizados fuera de Andorra.
  • Ha de llevar a cabo la contratación de una persona en régimen laboral.
  • El titular de la residencia tiene que repesentar un proyecto de actividad profesional y justificar si hay viabilidad.

Se pueden emitir por periodos de 1 año y en adelante se renuevan sumando periodos de 3 años sucesivos hasta alcanzar los 10 años. Los españoles cuentan con un convenio especial en este respecto.

Residencia activa – con permiso de trabajo

La legislación andorrana establece que toda persona extranjera que trabaje en el país, debe obtener un permiso de trabajo.
Los permisos de residencia y trabajo en Andorra están sujetos a contingentes, por lo que hay una limitación por áreas y profesiones.
Las autorizaciones para españoles, franceses y portugueses establece una primera autorización de un año con dos periodos de renovación consecutivos de dos años. Completados los dos periodos, las siguientes renovaciones son por 10 años.


Derechos

  • Acceso a la cobertura sanitaria del país
  • Reagrupación familiar
  • Acceso al Servei d’Ocupació
  • Acceso a información sobre temas laborales en el Servei d’Inspecció de Treball

Obligaciones

  • Llevar siempre la autorización de inmigración
  • Darse de alta en la CASS (Caixa Andorrana de Seguretat Social)
  • Notificar los cambios de empresas estado civil y domicilio
  • Empadronarse al Comú de la Parròquia donde se establece la residencia
  • Inscribirse en el Consulado del país de origen
  • Homologar el permiso de conducir ante el Servei de Tràmits de Govern
  • Realizar el cambio de matrícula del vehículo en el periodo máximo de un año

Ventajas de obtener la residencia

Los requisitos para obtener la residencia son exigentes , pero si se cumplen las ventajas son de todo tipo, desde impuestos muy inferiores a su entorno – entre un 2% y un 10% del Impuesto de sociedades, un Iva general del 4,5% y entre un 5% y un 10% de IRPF únicamente en el caso de superar los 24.000 euros de renta al año. Un salario medio de 2.000 euros, una tasa de desempleo realmente baja.