T. 935 308 891 Barcelona exelade@exelade.com

Sustancia en Fiscalidad Internacional

En general se refiere a cualquier condición o factor que justifica la operación de una empresa en una jurisdicción con una fiscalidad baja a aparte de motivos de pura optimización fiscal o evasión fiscal.

Requerimientos de sustancia en Andorra

El mundo de las compañías en paraísos fiscales low cost llegará a su fin durante los próximos años.
Términos como “plan de de impuestos de sociedades agresivas”, “competencia de fiscalidad dañina” y conceptos acuñados por la OCDE como “erosión de base imponible” y “traslado de beneficios” (BEPS, por sus siglas en inglés) están recibiendo mucha atención mediática desde hace un tiempo.

Los requerimientos de sustancia se están convirtiendo en fundamentales en la planificación fiscal internacional de compañías supranacionales.

No solo las compañías ubicadas en paraísos fiscales instaladas por meras razones de evasión fiscal sino también las empresas que están haciendo negocio a escala internacional y que no cuentan con el tamaño y recursos suficientes para mantener una gran estructura subsidiaria internacional pueden verse afectadas por las regulaciones sobre substancia.

Factores

Cuando se trata de determinar si la empresa está operando correctamente en su país de residencia hay que recurrir a los factores de sustancia.

Los siguientes factores pueden determinar el nivel de sustancia:

  • La empresa tiene una oficina registrada y física en el país y no sólo una dirección postal
  • La dirección está ubicada en el país y las decisiones ejecutivas también son tomadas en el mismo territorio
  • Algunos países requieren que hasta un 50% del comité ejecutivo sean residentes o al menos todos las reuniones ejecutivas tienen lugar en el país
  • La contabilidad tiene lugar en el país.
  • En función de la actividad y del volumen debería haber un adecuado y cualificado personal para desarrollar actividades.
  • La principal actividad bancaria tiene lugar en el país.
  • La compañía tiene gastos de operación en el país.
  • Si una empresa de comercio internacional genera una actividad intensa se recomienda que registre su actividad en las administraciones locales o se haga miembro de cámaras de comercio o similares.
  • Otros factores pueden ser menos importantes, pero también considerado por otras autoridades como:
  • El director en el país habla el idioma local y está cualificado para llevar a cabo tareas relacionadas.
  • Las oficinas están equipadas para desarrollar una operación adecuada.
  • La entidad cuenta con una cobertura de seguro suficiente