T. 935 308 891 Barcelona exelade@exelade.com

¿Qué es?

Es un documento que firman los miembros de una familia que comparten un interés en una empresa, bien porque todos ellos sean socios o tengan cargos actualmente o en un futuro.

¿Para qué sirve?

Recoge los principios y reglas que regirán la empresa y las relaciones de sus miembros de la familia, definir una filosofía de trabajo, unos objetivos, unas reglas de trabajo. El objetivo último es establecer un clima sólido de funcionamiento, que permita la resolución de posibles conflictos que puedan surgir y que garantice la continuidad de la empresa en un futuro, con el paso de las generaciones.

¿Qué tipo de empresas pueden implantarlo?

Empresas familiares, es decir, aquellas en las que una o varias familias tienen la propiedad, o por lo menos ostentan una participación que les otorga el control y que tienen vocación de continuidad, transmitiendo el negocio a las siguientes generaciones. Es importante tener en cuenta lo siguiente: no todos los miembros de la familia tienen porqué tener la condición de socios ni todos los socios tienen que ser miembros de la familia, ahora bien, solo firmarán el protocolo aquellos que sean efectivamente miembros de una misma familia. 

¿Cuándo es aconsejable?

Puede hacerse en cualquier momento de vida de la empresa, sin embargo, es conveniente no realizarlo en momentos de tensión o conflicto entre sus miembros, ya que esta situación suele dificultar enormemente los acuerdos entre sus miembros. Normalmente suele ser aconsejable hacerlo antes del primer relevo generacional, cuando la primera generación en pocos años dejará la empresa y los nuevos miembros ya van asumiendo funciones.

¿Cuál es el contenido básico?

Dependerá mucho de las circunstancias concretas de cada empresa familiar, pero en rangos generales, podíamos decir que los apartados más comunes, sin ánimo exhaustivo, son:

  • Principios generales: estructura de la empresa, objetivos, valores…
  • Gestión de la empresa: reglas de funcionamiento, definición y funciones de los cargos,
  • Propiedad de la empresa: regular la transmisión de las participaciones con el objetivo de controlar la propiedad de la empresa.
  • Sucesión: establecer el momento en el que debe hacerse la sucesión de la empresa, tanto a nivel de transmisión de participaciones como de cambio de cargos.
  • Requisitos para ostentar los cargos: aptitudes, preparación, conocimientos y experiencia necesarios para ostentar cada cargo, dejar claro que la condición de socio no implica el ejercicio de ninguno de los cargos directivos.
  • Obligaciones de los miembros: pactos de no competencia, entre otros.
  • Órgano de gobierno de la empresa: regulación en la toma de decisiones.

¿Qué implicaciones tiene este pacto de cara a terceros?

Como puede verse su contenido es muy diverso, y habrá aspectos que no tengan fuerza legal, otros que afecten solo a los miembros de la familia e incluso habrá cierto contenido con fuerza vinculante frente a la propia sociedad y terceros (incluyéndolos en los estatutos e inscribiéndolos en el Registro Mercantil).

Post Relacionados