BAJA LABORAL Y CORONAVIRUS

Tal y como adelantábamos en el post anterior, una de las medidas que reclamaban las empresas y sindicatos al Gobierno, era no tener que asumir el coste de las bajas por cuarentena.

¿Qué modificación se ha producido?

El aislamiento dura dos semanas y se estaba considerando como una enfermedad común, con lo cual las empresas pagaban los primeros quince días de baja.

En fecha 10 de marzo de 2019 el Ministro de Sanidad anunció que, en el caso de estar en cuarentena por el coronavirus, la baja se tratará como accidente laboral.

La medida no afecta solo a los trabajadores infectados por el coronavirus, sino que también a los empleados que están en periodo de cuarentena para evitar la propagación del virus.

Se corrige de esta forma el primer criterio que se impuso, donde se trataba el aislamiento como enfermedad común.

Este cambio supone una mejora de la prestación tanto para las personas en cuarentena, como las infectadas por el coronavirus, ya que pasan a percibir desde el día siguiente al de la baja laboral, el 75% de la base reguladora, con cargo a la Administración.

Queda la duda de qué ocurrirá con aquellos que ya han pasado la cuarentena o están en el proceso a la hora de tramitar esas bajas, y que se consideraron como baja por IT.

¿A quién afecta el cambio de Incapacidad Temporal a Accidente de Trabajo?

Con esta modificación en el criterio de la causa de la baja, se rebaja el coste a las empresas que no tendrán que asumir los costes de bajas de los empleados que no pueden ir a trabajar.

A los trabajadores también les beneficia, ya que no verán disminuido el importe de su nómina durante los tres primeros días de baja, según los criterios aplicables en caso de baja por incapacidad, ya sea regulado por el estatuto de los trabajadores, o por el convenio de aplicación de la empresa.

Esta es una cuestión muy importante, ya que los que tienen un salario más justo o determinadas empresas pequeñas que tienen dificultades para asumir bajas laborales, se podían ver presionados para ir a trabajar en caso de encontrarse con síntomas de la enfermedad para no perder sueldo”, según palabras del Ministerio de Sanidad.

Dependiendo del convenio colectivo, la empresa en muchos casos se tiene que hacer cargo del complemento del salario para que el empleado no vea mermada su remuneración, con lo que esto supone un alivio para la tesorería de las empresas, que has podido ver como parte de sus ingresos se han reducido en muchos sectores debido al descenso de la actividad económica por el efecto del coronavirus.