Las oficinas de empleo llevan meses desbordadas a causa de la pandemia ya que la cantidad de ERTE presentados han colapsado el Servicio Público de Empleo (SEPE).

El SEPE ha sufrido grandes dificultades para tramitar y abonar correctamente la gran cantidad de Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE), que los empresarios se han visto obligados a solicitar.

La declaración del estado de alarma del pasado 14 de marzo de 2020, propició una gran cantidad de solicitudes de ERTE’s por el cese temporal de actividades debido al covid-19, a los que se han sumado los ERTE por la crisis económica derivada de la pandemia.

Es por este alto número de expedientes y todo el volumen de documentación que en poco tiempo ha tenido que gestionar el SEPE, y la falta de recursos tiene este organismo, lo que ha provocado que se hayan producido errores y que, a la hora de consultar la nómina, muchos trabajadores vean en su recibo un cobro indebido que no es real.

¿Por qué se producen estos errores?
Las empresas que tienen trabajadores en situación de ERTE en cualquiera de sus modalidades, deben comunicar al SEPE todos los meses los periodos de ocupación y de actividad de esos trabajadores.

Estas comunicaciones se generan a mes vencido, lo que, sumado a la metodología utilizada por el SEPE para dar por finalizado un ERTE, no permite detener el pago de la prestación inmediatamente.

Todo esto está provocando que muchos trabajadores que perciben estas ayudas, sigan percibiéndolas una vez reincorporados a su puesto de trabajo.
En un mes puede haber movimientos de todo tipo; trabajadores que se reincorporan totalmente a su puesto de trabajo, otros que pasan a tiempo parcial, otros que son dados de alta por días sueltos, y hasta se dan casos de trabajadores que salieron de un ERTE y que la empresa ha tenido que volver a incluirlos al no recuperarse por culpa de los nuevos confinamientos u otros motivos relacionados con esta crisis.

Toda esta comunicación de movimientos se envía mensualmente al SEPE y hasta que esa información no se actualiza y regulariza en la aplicación del Servicio Público de Empleo, se puede producir desajustes que provocan cobros indebidos.

Por esta razón, hace algunas semanas fue el propio SEPE quien recomendaba a los trabajadores «no consultar constantemente la aplicación», sino esperar a finales de mes para ver la información actualizada, aunque realmente debido a los pocos trabajadores en activo que tiene el SEPE, hace que este trámite no se cierre dentro del mes siguiente.

¿Qué debe hacer el trabajador si cobra un importe mayor del que le pertenece?
Si es uno de esos trabajadores/as en ERTE que han comprobado que el SEPE le ha abonado el 100% de la prestación por paro cuando, en realidad, la suspensión de contrato contemplaba un porcentaje menor, el SEPE le va a exigir que devuelva ese importe que ha cobrado de manera indebida.

Lo que se aconseja en estos casos es esperar a que el SEPE comunique cuánto se ha percibido de más, cuánto se debe devolver, en qué número de cuenta bancaria se debe realizar ese abono y qué plazo se tiene para hacerlo.

Todos estos datos vendrán recogidos en una carta que el SEPE enviará al domicilio que les conste de cada persona afectada.

A partir de ese momento, se dispondrá de 30 días para realizar la devolución sin que se generen intereses.

En caso de sobrepasar este plazo, habrá que pagar un recargo del 20% de la cuantía que se exige.

¿Cómo proceder si no se está de acuerdo con el importe que reclama el SEPE por pagos indebidos?
Si no se está de acuerdo con el pago indebido que reclama el SEPE, siempre se puede presentar una reclamación ante la Dirección Provincial del SEPE de la provincia en la que se resida.

Se dispone de un plazo de 10 días hábiles desde la recogida del requerimiento y es fundamental que se aporten documentos que justifiquen los hechos con los que no se está conforme.