Nos encontramos en un momento de incertidumbre en todo lo que rodea al mercado inmobiliario, especialmente a la normativa respecto de los alquileres. Actualmente, algunas regiones de Cataluña estan afectadas por el nuevo decreto que regula limitando el precio del alquiler por metro cuadrado, estableciendo unos máximos por zona según indicadores.

¿Se prevé una regulación para todo el territorio español?
Sí, estamos a la espera de la próxima Ley de Vivienda, que irá orientada a limitar los precios de los alquileres.

¿Sigue siendo recomendable invertir en vivienda?
Cada vez resulta más difícil realizar un cálculo fiable de la rentabilidad que se puede obtener con inversiones de este tipo.

¿Por qué?
En nuestro país nos encontramos con dos problemas fundamentales. El primero de ellos, como ya se ha enunciado, es que se prevé una regulación que limite los precios de los alquileres por metro cuadrado, lo cual va a incidir directamente en la rentabilidad que los propietarios de los mismos, ya sea a pequeña o gran escala, puedan obtener de ellos. En segundo lugar, existe una falta de suelo para desarrollo de nuevos proyectos. Los procesos de producción de suelo son muy lentos y en cuanto están preparados se agotan con facilidad.

¿Qué efectos puede tener esta situación?
El hecho de que no se desarrolle nuevo suelo y que el que está disponible actualmente se agote con facilidad, implica que, si no puede desarrollarse nueva oferta, los precios se incrementan por la ley de la oferta y la demanda, pero si los precios están capados, lo que puede acabar sucediendo es que estos inmuebles desaparezcan del mercado de alquiler.

¿Ha funcionado esta medida en otros países?
Ha habido países de nuestro entorno que han implantado medidas de control de alquiler y los resultados de las mismas han sido bastante insatisfactorios. No se ha conseguido la finalidad pretendida con los mismos, que no es otra que controlar precios desorbitados especialmente en las grandes ciudades, sino que por el contrario se ha retirado mucha oferta del mercado de alquiler y, en consecuencia, el precio de éstas se ha incrementado notablemente.

¿Qué alternativas tienen, entonces, los propietarios?
La alternativa para rentabilizar un inmueble, cuando la situación del alquiler es la que se ha expuesto, suele ser la compraventa. Es decir, los propietarios de inmuebles optan por quitarlos del mercado del alquiler para ponerlos a la venta, obteniendo una mayor rentabilidad a su inversión con esta operación.

¿En qué situación nos encontramos actualmente?
El problema actualmente es que estamos en una situación de incertidumbre, no conocemos todavía la regulación respecto de la vivienda, no se sabe en qué medida va a limitar el precio de los alquileres, qué zonas se van a ver afectadas, qué otros extremos de la relación contractual con el inquilino se van a ver afectados además de la limitación del precio, por ejemplo, la duración mínima de los mismos, las garantías adicionales…
Además de ello, algunos partidos políticos y organizaciones han anunciado que se va a recurrir esta medida ante el Tribunal Constitucional, por lo que parece que todavía nos queda un largo periodo de incertidumbre en el mercado del alquiler.