¿Cómo podemos definir la estrategia en la empresa?

Se trata de ser capaces de analizar nuestra empresa y nuestro entorno con el fin de diseñar un camino para alcanzar un cierto posicionamiento.

Tenemos que pensar adonde de queremos llegar y trasladar nuestras intenciones a números, definir el alcance del proyecto y las personas implicadas; nombrar a uno o varios responsables que sea/n los encargados del día a día y del cumplimiento del plan marcado.

¿Qué es el cuadro de mandos integral (CMI)?

Podríamos definirla como la gestión de negocios a través de la aplicación de un cuadro de mandos que nos permita tomar decisiones a través del control de las variables básicas de la empresa, que deben mostrarse de un solo vistazo y desde una vertiente más amplia que la financiera.

¿Por dónde empezamos?

Los pasos para realizar un plan estratégico consisten en:

(1)       Efectuar un análisis interno y otro externo,

(2)       seguidamente definir la misión, o declaración básica de intenciones acerca de la razón de ser de la empresa,

(3)       enunciar los objetivos estratégicos, es decir, trasladar la misión a una serie de metas cuantificables.

Análisis interno:

Se realiza estudiando todas las características de la empresa, sus ventajas y sus debilidades.

Se trata de predecir si seremos capaces de mejorar alguna de nuestras habilidades, respecto a los competidores más directos y, por otra parte, si aquellas habilidades que nos hacían más competitivos seguirán otorgándonos ventajas en un futuro.

Las fortalezas y debilidades se detectan analizando las diferentes áreas de la empresa:

            (1)        Los productos y servicios a ofrecer

Diferenciación con nuestros competidores, su calidad (fiabilidad):  elementos que inducen a la fidelización de los clientes, etc..

            (2)        La manera en que se comercializan

2.1.      La opinión que tienen nuestros clientes sobre nuestra marca. La notoriedad definida como la probabilidad de que nuestra oferta será considerada por los clientes

2.2.      Se analiza la red de distribución: su amplitud, fidelidad, grado de profesionalidad, su participación en el mercado, etc..

2.3.      Calidad de la fuerza de venas, eficacia, nivel de profesionalidad, la cobertura geográfica y otros aspectos como la atención al cliente, etc..

            (3)        Los recursos financieros 

3.1. Fondos propios,

3.2. Capacidad de obtención de créditos,

3.3. Su liquidez , solvencia, etc..

            (4)        Los recursos humanos

4.1. Las habilidades de sus personas y sus conocimientos,

4.2. El clima laboral, el grado de cooperación entre departamentos,

4.3. La fluidez de la comunicación interna, la estabilidad de la plantilla

            (5)        Operaciones

5.1. Capacidad productiva

5.2. Cumplimiento de las normas de calidad

5.3. Costes de producción

5.4. Ingeniería, logística, etc.

Análisis del entorno (externo)

Hay que tener en cuenta:

  • Variables económicas como la inflación, el coste del dinero, o paridad de algunas monedas.
  • La evolución del mercado en que operamos: proyección de la evolución de los parámetros más importantes, basándonos en otras evoluciones pasadas, en otros mercados de otros sectores, o en otras localizaciones,..
  • El entorno sociológico: ecología, modas, …
  • La posible entrada de competidores o la integración hacia abajo de proveedores
  • Cambios de legislación que afecten a nuestro mercado.

A partir del análisis externo, podremos ver si las desviaciones producidas en el momento de definir la estrategia y el cuadro de mano corresponden a variaciones del entorno o son resultado de una gestión inadecuada de la empresa. de existir desviaciones, el paso siguiente sería redefinir los objetivos o efectuar las acciones correctoras para que éstos continúen vigentes.

La misión

Constituye una declaración de principios y es el primer paso a la hora de elaborar una estrategia que debe ser medible, tanto en su concepción como en el seguimiento de las variables a controlar.

La definición de la misión nos llevará a determinarlos objetivos estratégicos.