Ante el gran número de consultas que Exelade Legal está recibiendo relacionadas con el rescate al Banco Popular, adjuntamos notas de nuestro departamento de jurídico.

¿Quién puede reclamar?

Cualquier accionista, bonista o inversor de deuda subordinada que haya visto perdido su inversión. Quienes vendieron sus títulos antes del rescate, pueden estudiar plantear una reclamación en función de cuándo adquirieran los acciones (por ejemplo, durante la ampliación de capital).

¿Hay que presentar una demanda (civil) o una querella (penal)?

La querella se utiliza en la vía penal para depurar responsabilidades por delitos que pueden conllevar penas de cárcel (grandes inversores y los fondos suelen utilizar esta vía para allanar el camino en las reclamaciones civiles).
La demanda civil es la mejor opción para los pequeños ahorradores, ya que es la mejor forma para lograr una indemnización por el daño ocasionado, es más rápida (siempre que se tenga pruebas) y más barata que una querella para un particular.

¿Qué cantidad se puede solicitar?

Las sentencias suelen coincidir con las cantidades invertidas. A la indemnización suelen restarse las rentabilidades percibidas, como los intereses (en caso de deuda) o los dividendos (para los dueños de acciones).

¿Quién tendría que indemnizar?

Si el Banco Popular sigue existiendo jurídicamente, tendrá que hacer frente a las reclamaciones. El Banco Santander, como nuevo propietari, podría estar obligado a responder de las contingencias que puedan aparecer por la gestión de los antiguos administradores.

¿Cuándo prescribe el plazo para reclamar?

El plazo para ejercitar acciones legales empieza a contar en el mismo momento en el que se conoce el problema o alcance real de la situación, es decir, en el momento del rescate. A partir de ahí, se establece un periodo que varía entre los tres y los cinco años en función del tipo de delito y vía de actuación para poder reclamar. Como hay tiempo, los expertos recomiendan esperar unas semanas antes de tomar una decisión, hasta que se conozca el alcance real de la situación.

¿Qué pasa con los pleitos iniciados con anterioridad contra Popular por las cláusulas suelo?

Al mantenerse la personalidad jurídica de Banco Popular, la compra por parte de Santander no afecta a los casos ya iniciados contra la entidad, que siguen su curso en los juzgados con normalidad.